Historias de terror

Historías de terror que no te dejaran dormir.

Ayúdame a crecer

sábado, junio 23, 2018

Autoestopista fantasma


La del “autoestopista fantasma” es una de las leyendas urbanas más populares. En casi todos los países se explican hechos similares que ocurren en tramos de carretera poco transitados, con curvas peligrosas o muy estrechas. Estas historias no son nuevas, en siglos pasados se explicaban también.

 La protagonista solía ser una joven, en un día lluvioso, que se subía en un carruaje o a la grupa de un caballo para desaparecer poco después. Otra de las constantes en esta leyenda urbana es la constatación, por parte del conductor, de que se trata de un difunto. Puede ser porque se le deja una prenda de abrigo que luego aparece sobre una tumba, porque explica su historia antes de evaporarse, porque casualmente el conductor se entera de alguna historia macabra cuando explica la desaparición o porque el autoestopista avisa de algún hecho que ocurrirá en el futuro. 

Durante un tiempo, el “imaginario” de las leyendas urbanas se engrosó con las profecías de los “autoestopistas fantasma”.

Las profecías de los “autoestopistas fantasma”

Las profecías de las leyendas urbanas sobre autoestopistas fantasma suelen hablar de futuras buenas cosechas o del fin de una guerra cuando son positivas y de una inminente catástrofe natural, la segunda venida de Jesús o el fin del mundo si son negativas. Unas veces el “profeta” es un difunto y otras un ente espiritual parecido a un ángel. En la década de los 70 y principios de los 80 hubo un auge de estos vaticinios fantasmagóricos.

Las más notorias de estas profecías, muchas de las cuales incluso salieron en los medios de comunicación, fueron:

En 1975 una monja fantasma estuvo subiendo y bajando de varios automóviles que circulaban por la frontera germano-austríaca. El fenómeno se extendió de tal manera que la policía local decidió multar a todos los que acudieran a denunciar historias semejantes. La monja avisaba a los que la habían recogido de sucesos desgraciadosque les ocurrirían en el futuro como agradecimiento a su buena obra.

A principios del año 1977 volvió a ser recogida por los automovilistas una “monja fantasma” en los alrededores de Milán. Fueron tantas las personas que la vieron que sembraron la duda y un cierto pánico entre los habitantes de la ciudad. Su profecía era siempre la destrucción de Milán por un terremoto el 27 de febrero de ese mismo año. La anunciada desgracia nunca ocurrió.

Durante un año, entre 1979 y 1980, un autoestopista fantasma se estuvo apareciendo en Little Rock, en Arkansas. Era un joven bien vestido y educado que profetizaba la segunda venida de Cristo, exponía sus argumentos y desaparecía misteriosamente con el coche en marcha. En esta misma zona y durante este mismo período, otro profeta fantasma vaticinó un grave problema meteorológico: no volvería a llover más.Naturalmente, no se cumplió.

En 1980, en la zona de Tacoma, en el estado de Whasington, se aparecía una mujer entre 50 y 60 años, alguna vez también con hábito monacal, que advertía a los conductores de múltiples desgracias si no se convertían. Más adelante, ese mismo año, la mujer/monja cambió su mensaje y profetizaba una nueva erupción del volcán del Monte Santa Helena, peor que la del 18 de mayo (causó más de 50 muertos) si la población de los alrededores no se convertía. La fecha fijada fue el 12 de octubre. A pesar de la profecía no hubo más erupciones catastróficas.

Los estudiosos de estos fenómenos han constatado que en muchos casos las supuestas profecías surgen como leyenda urbana una vez la catástrofe ya ha sucedido. También han podido observar que los vaticinios y augurios de autoestopistas fantasmas, que raramente o nunca se cumplen, suelen aparecer en períodos de dificultad económica e inestabilidad política y tienden a desaparecer cuando la población en general no siente temor ante el futuro. Y tú, ¿que opinas sobre estas profecías?

sábado, junio 09, 2018

Experiencia extracorpóreas


¿Alguna vez te has preguntado si una persona es capaz de poder hacer un viaje astral? Nosotros de hecho, ya te contamos como hacerlo en este otro artículo. Pero ya teniendo una idea de lo que son, ¿realmente podemos explicarlo? 

Bueno, te parecerá que el título de la entrada no tiene nada que ver con lo que te estamos hablando y en cierto modo es normal.Esto es así ya que el nombre que recibe realmente el fenómeno es "experiencias extracorpóreas" que como su propio nombre indica, son aquellas experiencias que nosotros tenemos fuera de nuestro cuerpo físico. 

Hoy, viajaremos en un mundo de diferentes planos para poder darte una definición más lógica de este fenómeno que tanta gente teme y muchas otras les estupefacta.

Quédate con nosotros y descubre el autentico origen de las EE y por qué son tan aterradoras y a su vez asombrosas.

Como todo en esta vida para poder aprender algo, primero hemos de estudiarlo paso a paso, para ver como y porqué sucede. 

Esta era el dato que no se sabía cuando en 1692 la era oscura de Estados Unidos o comúnmente conocido como"la caza de brujas"; hacía muchísima falta tener más información. 

En este año, se castigaron y mataron a jóvenes mujeres inocentes porque al parecer, estaban poseídas por una entidad maligna que no las dejaba ser como ellas era. Lo que se conocía como: bruja. 

Estudios realizados en nuestra época, han aclarado que estas pobres mujeres y hombres acusados de haber pactado con el mismísimo demonio, tan solo podrían sufrir una enfermedad rara, que hasta entonces no se tenía conocimiento de ella. 

Dicha enfermedad podría ser epilepsia (que produce temblores incontrolables del cuerpo), esquizofrenia(alucinaciones y voces irreales o el más raro de los trastornos genéticos.La enfermedad de Hutington. Que como la epilepsia, causa ciertos movimientos que el que lo padece no puede controlar y a vistas de los ojos de la época pasada, solo había una explicación lógica: El Diablo.

Ahora regresando a nuestro tema en particular, en la actualidad hay miles de testigos que aseguran que son capaces de poder viajar a través del espacio, incluso llegando a poder ver su cuerpo mortal justo por debajo de ellos. 

Como dato curioso sobre estos testimonios, se quiso realizar una encuesta a gran escala a nivel europeo. En ella se planteaba la pregunta de: "¿Has tenido alguna vez en tu vida una experiencia extracorpórea?". 

Increíblemente el 5,8 por ciento de los europeos contestó que sí habían tenido una experiencia de este tipo. Las entrevistas realizadas en Estados Unidos, fueron básicamente similares. 

Sí el título no te engaña. En una ocasión el ganador de un Premio Nobel Richard Feyman, curioso desde su infancia quiso probar esto de las experiencias extracorpóreas y ver de una vez por todas si era verdad.

Así lo hizo. Para poder realizar este experimento en condiciones óptimas se tuvo que meter en un tanque de privación sensorial (que sería básicamente una cámara aislada de todo ruido y sentidos) e intentó abandonar su cuerpo. 

¿Y lo consiguió? 

Efectivamente sí. Lo consiguió. Finalmente describió que sí lo había hecho. Cuando éste lo describió afirmó que sentía que había abandonado literalmente su cuerpo físico. Que flotaba por el espacio y al mirar hacia abajo, pudo ver su cuerpo inmóvil. Sin embargo continúa: "No he visto que se infrinja ninguna ley de la física" Es decir, es muy probable que fuera solo una imaginación, estimulada por la privación sensorial. 

La neurociencia ha estudiado y mucho a lo largo de estos años el tema de las experiencias exracorpóreas. En Suiza el doctor Olaf Blanke estudió un peculiar caso sobre este fenómeno.

Una de sus pacientes (de nombre anónima), sabemos que era una mujer de 43 años de edad, sufría unos accesos debilitantes originados en el lóbulo temporal de su cerebro. 

Se le implantó una rejilla de cintos de electrodos en esta parte del cerebro para saber el lugar exacto donde estaban estos accesos.Cuando el doctor inmediatamente estimuló una de las zonas situadas entre el lóbulo temporal y parietal del cerebro, ésta tuvo una experiencia extracorpórea.

Sus palabras fueron: "¡Me veo tumbada en la cama, desde arriba, pero solo me veo las piernas y la parte inferior del tronco!". 

En el momento justo que el doctor cesó la estimulación, la experiencia EE desapareció por completo. 

De hecho, Blanke, descubrió que era capaz de estimular la zona cuantas veces quisiera, como si se tratase del interruptor de la luz.

Como dato curioso según los neurocientíficos, el trastorno epiléptico del lóbulo temporal puede inducir la sensación de que una presencia fantasmal esté a nuestro al rededor, por lo que cabría pensar que la sensación de que espíritus salen de nuestro cuerpo, podría formar parte de nuestro propio sistema nervioso. 

Hay otro caso en el que el doctor Blanke participó. Aquí una joven de 22 años padecía ataques incontrolables. El doctor, descubrió que era debido a un fallo en la parte del lóbulo temporal-parietal, que le solía inducir la presencia de una entidad sombría. 

Posiblemente y según los neurólogos, nuestra consciencia está estructurada para poder hacer predicciones futuras para poder lograr un objetivo en particular. 


Cuando esta percepción (visión oído interno) queda de alguna manera descompensada, nuestro cerebro queda confuso y puede hacer ver muchos errores, por así decirlo. Debates a parte, sin duda este es un fenómeno que está aún sin descubrir en la totalidad. Dado que son muchas personas las que han sufrido este fenómeno donde acabará el límite de estas suposiciones o donde comenzará los fallos de esta teoría.

sábado, mayo 26, 2018

La oscura leyenda de Eyeless Jack


Con el ataque de Pearl Harbor, retumbando todavía en las cabezas de cientos de personas los bombardeos por parte del ejercito del imperio Japonés y las declaraciones del presidente Franklin D. Roosevelt, quien hacía el anuncio oficial que Estados Unidos se uniría a la Segunda Guerra Mundial, se desató en muchos jóvenes el patriotismo en las venas y respondieron enlistándose como parte de las tropas que partirían a Europa.

Fue así, como Jack, un chico proveniente de Kentucky, Louisville; tomó parte de las milicias que se embarcarían a Bélgica. Estar en el campo de batalla es distinto a verlo en la televisión, todo sucede en milésimas de segundo, la motivación para luchar por lo que se quiere se puede transformar en instinto de supervivencia y los ideales que lo llevan a uno a tomar las armas cambian cuando la vida pende de un hilo.

No obstante, el horror de los bombardeos no apago la alegría de Jack quien pudo encontrar amistad y cobijo gracias a otro soldado joven como él, un inglés llamado Louis. En sus tiempos de ocio, entablaron conversaciones y jugaban cartas, en esos leves instantes en que la guerra sonaba como un rumor, Jack y Louis se hicieron grandes amigos. Pero un día en pleno cambio de proyectiles las cosas cambiaron.

Metralla cayó en los ojos de Jack despojándolo de su visión, mientras una bala había perforado el riñón izquierdo de Louis. Ambos fueron enviados a un hospital cercano donde se decidió que lo mejor que podían hacer por Jack era extirparle sus ojos. Sin su visión, y todavía recuperándose, Jack decidió no abandonar a su amigo, quien se debatía entre la vida y la muerte. Louis necesitaba un trasplante con urgencia y su hermano en armas se ofreció como su donante.

El día de la operación, Jack y Louis, acostados cada uno en distintas camillas y asustados por el futuro que les esperaba intercambiaron palabras de consuelo y se dieron un estrechón de manos, y fue así que tomados de la mano permanecieron durante la operación.

Cuando Jack despertó su primera pregunta fue por el estado de su amigo: ¿Cómo se encuentra Louis?. Betsy, una dulce enfermera quien había cuidado de ambos convalecientes fue la que le dio la triste noticia: lo siento Jack.

Con la sombra de la muerte rondando su interior, Jack abatido, regresó a casa donde las malas noticias no se hicieron esperar su madre se encontraba en mal estado: la guerra le había arrebatado la salud de uno sus hijos y la vida de otro.

Marcus, su hermano, había muerto hace unas semanas a causa de unas partículas extrañas que se encontraban en el aire de la fábrica de armas donde trabajaba. Corría el rumor de que en esa fábrica se elaboraban armas nucleares.

La mamá de Jack, no tardó en seguir a su hijo Marcus y a su esposo, quien había fallecido hace unos años a causa de la tuberculosis. Solo, Jack se había quedado solo en el mundo y con muchas necesidades. Sin embargo, el dueño de la fábrica se apiadó de Jack y le ofreció empleo.

En su trabajo de producción, Jack se apegó a una rutina para esconder sus penas: estaba incompleto física y mentalmente, con el espíritu roto, había perdido a todos los que amaba. Los días se convirtieron en un recordatorio contante de sus demonios pero uno de esos tantos días un nuevo empleado llegó a la fábrica, se llamaba Timmy.

El joven Timmy le recordaba a su compañero de barracas y siempre estaba dispuesto a ayudar a Jack. Pero una tarde de ocio todo dio un vuelco, Timmy se encontraba ensayando una de las armas cuando esta se disparó accidentalmente hiriendo a Jack en la garganta, las balas destruyeron sus cuerdas vocales.

El impulso del impacto lo hizo caer en un contenedor que tenía un líquido corrosivo, la extraña sustancia empezó a socavar su piel, no obstante Jack seguía vivo pero a medida que su cuerpo iba sufriendo iba naciendo en él la necesidad de completarse.

Le faltaban sus ojos, su riñón y ahora ya había perdido su corazón; un ser con ganas de sangre estaba ansioso por cazar y el dulce Timmy se convirtió en su primera víctima.

En los famosos blogs paranormales de internet, empezó a circular la historia de un par de hermanos que habían conocido a Jack en una noche aparentemente tranquila que habían pasado en una cabaña que alquilada. Después de escuchar ruidos extraños y sonidos de arañazos en las ventanas, uno de los hermanos, el mayor de ellos, se levantó a inspeccionar y vio como una figura aparentemente humanoide se colaba por la ventana para luego desaparecer en el vacío.

Al otro día cuando se despertaron, ese hermano que se había levantado fue a revisar cómo se encontraba el más pequeño y vio que esté tenía una herida en la mejilla. Cuando partieron al hospital para que lo curaran y vieran su estado, el médico aterrado le dijo que al hermano más joven le habían extirpado un riñón.

Jack, había sido Jack. Los hermanos investigaron su origen, sus motivaciones pero no entendieron como se podía mantener en ese estado lozano, porque para esas fechas rondaría más de los 90 años y el ser con el que se habían encontrado era ágil. Tal vez, cuando se deja de ser humano para transformarse en monstruo, el tiempo no te afecta de la misma manera.

sábado, mayo 12, 2018

¿Es la Ouija un medio para conectarte con tu inconsciente?


A través de la historia el ser humano a tratado de establecer contacto con aquellos seres del más allá y de otras dimensiones. Sesiones y prácticas se realizan para lograrlo, pero hay un objeto dentro de este rubro que, supuestamente, ha traído grandes resultados: La Ouija.

A mediados del siglo XIX se reconfiguró el espiritismo moderno a partir de un suceso en Hydesville, Nueva York. Las hermanas Kate y Margaret Fox pudieron contactar el espíritu de un vendedor ambulante. Esto las llevó a la fama y se convirtió en noticia nacional en Estados Unidos. 

Con este hecho surgieron iglesias espiritistas y personas que decían tener un don para poder hablar con los muertos, los llamados “médium”, siendo intermediaros entre el mundo de los vivos y aquellos que han fallecido, creando formas para establecer comunicación. Una de estas era a través de una tabla, el médium y los asistentes ponían los dedos sobre ésta y esperaban a que el espíritu los contactara. La tabla se inclinaba y se movía, con golpes en el suelo indicaba letras del alfabeto revelando un mensaje.

El problema con esos métodos era la lentitud con la cual se descifraban los mensajes, los asistentes se aburrían o, en el caso de la tabla de escritura, las oraciones no eran legibles. Los médiums preferían transmitir los mensajes en un estado alterado de la conciencia llamado “trance”. Otros preferían usar el lápiz directamente con la mano para obtener los mensajes más rápido. También se desarrollaron diversas tablas, como las de disco y los psicografos.

Las tablas de disco se asemejaban a un reloj en donde las letras estaban escritas en toda la orilla. Los espíritus contestaban moviendo la tabla y golpeando el piso, un golpe era “no”, dos golpes eran “no sé” y tres golpes eran un “sí”. Para mensajes más elaborados, los espiritistas decían las letras y los espíritus golpeaban el piso cuando se mencionaba la letra correcta. Aunque este método era más sofisticado, el público lo ignoró por completo y se comercializaron más las tablas de escritura.

Todas estas fueron las vías que se utilizaban como canal para hablar con los del más allá. Sin embargo, en 1886 llegó un artículo que se convertiría en la principal herramienta y atracción: una tabla parlante. Esta era mencionada en el suplemento del New York Tribune y se le describía como una tabla de 18 x 20 pulgadas con las palabras “Sí” y “No” para continuar o detener la conversación y “Hola” y “Adiós” como gestos de cortesía. También consta de una pequeña tabla que mide de 3 a 4 pulgadas, cada persona pone sus dedos en los extremos de la tablita y se inicia la conversación y la tabla se moverá hacia el “Sí” o al “No” para contestar o hacia cada una de las letras para decir un mensaje o una palabra. Lo más especial de este tablero sobre los demás, era que se podía crear fácilmente y no se necesitaba de conocimientos para poder utilizarla.

Esto era algo nuevo y no se sabía quién la había inventado. Por el mismo tiempo, una fábrica de juguetes muy importante llamada W. S. Reed Toy Company en Leominster Massachusetts, creó un tablero similar aunque no tuvo mucho éxito. Fue hasta 1890 cuando se presentó la primera patente del tablero parlante y fue concedida en 1891 nombrando a Elijah J. Bond como inventor, y a William H. A. Maupin y Charles W. Kennard como titulares. Aún cuando Reed ya había fabricado un tablero, estos hombres de Baltimore, Maryland la promocionaron como una novedad.

El nombre que se le dio a este nuevo tablero parlante fue “Ouija”, según Charles Kennard, el nombre surgió después de haber realizado una sesión con la cuñada de Elijah, Miss Peters, en la cual se le preguntó a la tabla que propusiera un nombre para sí, contestando O-U-I-J-A, cuando Kennard preguntó por el significado de esa palabra, el tablero respondió “Buena suerte”. Se creó la empresa Kennard Novelty Company para comercializar la llamada “Ouija”.

En realidad, la palabra proviene de los términos “Oui” y “Ja”, que significan “Sí” en francés y alemán, respectivamente.

Posteriormente, las compañías querían ganar mercado y se reprodujeron “Ouijas” o tableros parlantes con diseño similar, pero bajo diferentes nombres. Unas muy coloridas, otras más sencillas. Actualmente, Hasbro ha creado dos tablas Ouija de edición limitada. En algunos lugares, estas tablas están prohibidas debido a las creencias del pueblo, aunque su fin es sólo entretener.

La Ouija y la perspectiva científica

La pregunta científica brota a partir de las experiencias que se dan al jugar con el tablero “Ouija”… ¿En realidad es un medio para comunicarse con los muertos? ¿Será que le estamos abriendo las puertas a los demonios de nuestra mente?

Una de las explicaciones más comunes que dan los científicos sobre la Ouija es el llamado Efecto ideomotor. El grado de sugestión al utilizar una Ouija es alto, los participantes ponen sus dedos sobre el puntero esperando una respuesta del más allá, si éste se mueve, nadie asegurará que lo ha movido conscientemente. Es ahí cuando el efecto ideomotor entra en juego, ya que consiste en pequeños movimientos musculares que llevamos a cabo inconscientemente.

El fenómeno ha sido estudiado por la Universidad de Columbia Británica en Canadá, la cual indica que el inconsciente juega un papel muy importante en las sesiones espiritistas. Héléne Gauchou y su equipo hicieron un experimento al poner a un individuo frente a la Ouija con los dedos en el puntero. 

Pero el efecto ideomotor es más fuerte si crees que no eres responsable de los movimientos, un factor que posee la Ouija al pensar que un ente está detrás, por ello el sujeto es tapado de los ojos indicándole que estará jugando con alguien más. Al iniciar el experimento, el compañero suelta el puntero, dejando al otro solo. De 27 personas, 21 creyeron que el puntero se había movido. Algunos creían que su compañero se trataba de un actor y era él quien lo había movido, jamás aceptaron que fueron ellos mismos. 

El Efecto ideomotor se comenzó a estudiar en 1852 cuando William B. Carpenter propuso que la sugestión podía causar movimientos musculares más allá de la voluntad. Esto se ha utilizado para explicar diversos fenómenos paranormales como la comunicación facilitada, la kinesiología aplicada y la sugestión hipnótica.

Las preguntas sobre la Ouija comienzan también al observar el comportamiento de los supuestos espíritus. Estos hablan el idioma de los participantes, las preguntas muy científicas o técnicas no las contestan, poseen un nivel de conocimiento muy parecido a quienes participan y cuando los integrantes del grupo no pueden leer claramente las letras del tablero, los espíritus no responden cosas lógicas.

Mientras que algunos toman este juego muy en serio, otros lo juegan sin preocuparse, pero todos lo hacen bajo un manto de sugestión, quizá esta sea la regla número uno implícita para utilizar la Ouija. ¿Ustedes han jugado?